Visítanos
C/ Eslovenia, 5
Estepona, Málaga
Llámanos
952 11 32 11
Envíanos un email
info@fisioterapialasmesas.com
Horario
Lunes a Viernes, de 9:00 a 18:00

¿Cómo llevar una vida (más) sana?

Con la pandemia se ha puesto en relieve la importancia de la palabra saludable, que ya impregnaba nuestra vida antes y ahora lo hace aún más. La salud es un bien individual del que hay tomar consciencia. Comenzar con hábitos diarios nos ayuda no sólo a protegerla, también a potenciarla. Iniciar pronto un estilo de vida saludable evitará que tengamos que corregir rutinas dañinas cuando nuestra salud ya esté resentida.

La clave para vivir más y mejor es incorporar hábitos saludables que no sólo repercutirán directamente en nuestro cuerpo, también nos producirán una enorme satisfacción emocional.

Nutrición equilibrada y variada

La alimentación es, sin duda, uno de los hábitos más importantes que debemos incluir como hábito saludable. Mantener una alimentación basada en la dieta mediterránea donde abunda fruta, verduras, hortalizas, legumbres, pescado, carnes blancas, pasta, arroz y frutos secos, ayudará a relegar a un muy segundo plano productos ultraprocesados repletos de azúcares y grasas trans, refrescos y carnes rojas. Pero sobre todo lo fundamental es asesorarse por profesionales de la nutrición para adecuar la dieta a nosotros, a nuestra vida y nuestra actividad física. Y hablando de ejercicio…

Actividad física diaria

Realizando deporte todos los días obtendremos el fortalecimiento de nuestros músculos y eliminaremos el estrés, entre otros muchos factores beneficiosos. El sendentarismo o la inactividad física es un factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, llegando a haber una relación directa con la mortalidad. Con una media de 30 minutos de ejercicio durante cinco días a la semana será suficiente para mantenernos más sanos y cuidar nuestro cuerpo.

Dormir las horas necesarias

Precisamente el cansancio del deporte provocará un sueño reparador, pero es que además dormir bien aumenta el beneficio de llevar una dieta saludable y realizar ejercicio. Diversos estudios indican que debemos dormir al menos siete horas diarias, nuestro cuerpo estará descansado y nuestra capacidad para concentrarnos en el día será mayor.

Fisioterapeutas recomiendan dieta con calcio y vitamina D así como actividad física para la osteoporosis

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España recuerda, en el Día Mundial de la Osteoporosis, la incidencia de esta enfermedad, especialmente en las mujeres mayores de 50 años, debido a las consecuencias de la menopausia

El 20 de octubre se celebra el Día Mundial de la Osteoporosis, enfermedad del metabolismo del hueso, que se caracteriza por la disminución de la trama ósea y el deterioro de la arquitectura ósea, que conducen a la fragilidad del hueso y, consecuentemente, al incremento del riesgo de fracturas. Según la OMS, esta enfermedad, afecta en mayor medida a mujeres mayores de 50 años que a hombres, debido a que durante la menopausia se produce una disminución de estrógenos y la consiguiente pérdida de masa ósea.

La celebración del Día Mundial de la Osteoporosis nació en 1996 de la mano de la Sociedad Nacional de Osteoporosis del Reino Unido y de la Comisión Europea y obtuvo el respaldo, años más tarde, de la OMS y de la IOF (Fundación Internacional de la Osteoporosis).

Desde el CGCFE se destaca la importancia de las dietas ricas en calcio y vitamina D, así como tomar el sol para ayudar a la absorción de calcio por parte de los huesos, junto a una actividad física moderada y adaptada a cada paciente, según su grado de tolerancia al ejercicio y a las necesidades concretas de cada persona. Por ejemplo, una actividad física como la realización de ejercicios en el agua, es muy recomendable, debido precisamente a la sustentación en el medio líquido y, por tanto, a la disminución del peso corporal del individuo.

Los responsables del CGCFE afirman: Los profesionales «debemos hacer hincapié en la enseñanza de una correcta educación postural, que ayudará al paciente en su vida diaria: cómo descansar y adoptar una postura adecuada en la cama; cómo hacer las trasferencias de posiciones, etc. y así mejorar la calidad de vida del paciente, mitigando las limitaciones físicas y sociales que produce esta enfermedad».

Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España
El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE)
 es el organismo que representa a los más de 43.000 fisioterapeutas que trabajan en España con el objetivo común de favorecer la salud de los ciudadanos. Además, ordena la profesión, tutela los intereses de la fisioterapia, así como su óptima aplicación y universalización.

Los fisioterapeutas son profesionales sanitarios, según lo previsto en la legislación vigente, acreditados con el grado universitario en Fisioterapia, impartido en 43 universidades españolas y poseedores de conocimientos teóricos y prácticos destinados a beneficiar la salud de la población. Además, cada vez hay un mayor número de doctorados y masters, que aseguran su elevada cualificación.

LA FISIOTERAPIA ES INDISPENSABLE EN LA RECUPERACIÓN DEL PACIENTE CON DOLOR POSTOPERATORIO

El pasado 17 de octubre se celebra el Día Mundial contra el Dolor, dedicado en esta edición de 2017 al dolor postoperatorio agudo y crónico. Según la SED, este es un tipo de dolor que tradicionalmente se veía como algo inevitable que debía soportarse. Sin embargo, la OMS declara que: el dolor crónico es una enfermedad y su tratamiento, un derecho humano.

Por este motivo, el CFCFE se adhiere al mensaje de la SED, integrada dentro de la IASP (International Association for the Study of Pain), que afirma: la mayoría de los pacientes postquirúrgicos pueden y deben ser tratados para optimizar su función física y emocional lo antes posible y hay que evaluar la intensidad del dolor en reposo y en actividad de moderada intensidad, para focalizar la terapia analgésica y las necesidades para la rehabilitación del paciente.

En este contexto, el CGCFE recuerda que la Fisioterapia es una disciplina indispensable en la recuperación física y emocional del paciente con dolor postoperatorio y supone una ayuda fundamental e imprescindible, dentro del equilibrio multidisciplinar sanitario, que trata de mitigar los efectos dolorosos propios de las intervenciones quirúrgicas de menor o mayor índole, desde cirugías menores a operaciones de larga duración.

En todas las intervenciones quirúrgicas, la figura del fisioterapeuta es fundamental, con la realización de ejercicios de tonificación, movilizaciones suaves, técnicas de masoterapia, electroterapia antiálgica, así como todas aquellas técnicas y tratamientos de Fisioterapia encaminados a disminuir y paliar el dolor, tras un estudio pormenorizado del estado físico del paciente y, siempre, adaptándose a sus posibilidades y grado de tolerancia al ejercicio.

Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España
El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE)
 es el organismo que representa a los más de 43.000 fisioterapeutas que trabajan en España con el objetivo común de favorecer la salud de los ciudadanos. Además, ordena la profesión, tutela los intereses de la fisioterapia, así como su óptima aplicación y universalización.

Los fisioterapeutas son profesionales sanitarios, según lo previsto en la legislación vigente, acreditados con el grado universitario en Fisioterapia, impartido en 43 universidades españolas y poseedores de conocimientos teóricos y prácticos destinados a beneficiar la salud de la población. Además, cada vez hay un mayor número de doctorados y masters, que aseguran su elevada cualificación.

LA REHABILITACIÓN, CON MAYOR FACILIDAD SI LA MENTE ESTÁ A PUNTO

La vuelta del verano a la rutina de ejercicios puede causar lesiones si intentamos adaptarnos a la rutina con brusquedad y sin pasos paulatinos. Los objetivos que refrescamos en septiembre y que fijamos en el lejano mes de enero pueden derrumbarse en cuestión de segundos si sufrimos una lesión.

Las lesiones tienden a convertirse en frustración, enfado y tristeza por no poder mantener el nivel trabajo y esfuerzo al que hemos ido acostumbrando a nuestro cuerpo y mente. A pesar del peso mental que supone una lesión, estas emociones son normales y hemos de intentar dejarlas atrás con estrategias que nos ayuden a seguir adelante con un enfoque positivo.

Habiendo pasado la etapa más dolorosa de la lesión, es de vital importancia que aprendamos lo más posible sobre la causa, el tratamiento y cómo prevenirla en futuras ocasiones. La información verídica y concreta sobre nuestra lesión solo nos la dará un profesional de la salud, ya sea nuestro médico o fisioterapeuta. Así que acudir a consulta con una serie de cuestiones nos resolverá dudas que podrían ocasionar ansiedad y precipitación para recuperarse antes de tiempo si no las preguntamos en voz alta.

La positividad pasa en la rehabilitación de una lesión por dos fases: aceptar la responsabilidad del problema y enfrentarnos a ello con una buena actitud. Al interiorizar que eres la única persona que tiene el poder de decidir qué hacer por y para la lesión durante el proceso de recuperación sentirás que tienes el control sobre ella. La frustración se esfumará y empezarás a recuperarte más rápida y eficientemente. Esto solo funciona si el compromiso a asistir a las citas de terapia de rehabilitación y seguir los consejos de médico y fisioterapeuta son máximas en tu nueva rutina hasta la curación. Algunos especialistas aconsejan imaginarnos la parte del cuerpo por dentro y visualizar cómo se sana, fortalece y suelda para que quede mejor de cómo era anteriormente.

La rutina que seguíamos antes de lesionarnos es un nexo importante que hemos de perpetuar. ¿Cómo? Manteniendo el contacto con el resto de personas que hacen ejercicio contigo, también con amigos y compañeros podrán ser apoyo en momentos de frustración o descontrol anímico. En lugar de ver nuestra lesión como un impasse, tómemosla como un reto a superar. Así podremos comprobar si avanzamos o no, el objetivo será recuperarse.

El descanso activo o más bien el entrenamiento específico de otras partes del cuerpo ayudará a fortalecerlas mientras estamos rehabilitándonos. Un entrenador personal podrá conocer el problema y diversificar los ejercicios.

Con paciencia, ejercicios de respiración, flexibilidad y fortalecimiento de otras debilidades podremos conseguir una recuperación más cómoda que no nos frustre con metas imposibles.

Traducir »